Todo o Nada: A los tibios ni Dios los quiere

 

Decidiste empezar un pequeño negocio, te levantas todos los días temprano, para operar ese negocio que creaste sin saber que iba a pasar, muchos emprendedores se acostumbran a la operación diaria y dejan de soñar, no valoran la oportunidad que se encuentra frente a ellos, dentro del mundo emprendedor existe de la misma manera que en un asalariado la famosa zona de confort.

 

Nadie tiene tanta libertad de innovar como un emprendedor, todos esos emprendedores de cualquier tipo, desde la persona que decidió poner un puesto de hot dogs, hasta aquellos que deciden crear una aplicación disruptiva, el primer reto de todos ellos es el mismo, el primer reto es llegar al punto de equilibrio y empezar a generar utilidades, pero una vez que se llega a esa etapa la mayoría de los emprendedores se estanca en el día a día, pero dejan de lado el sueño inicial y se meten al famoso Mar Rojo, que esta nutrido por la sangre de la competencia feroz entre los competidores que se acumulan en esa zona saturada del mercado que se encuentra en la zona de confort.

 

El que deja de innovar está destinado al fracaso, si la intención de un emprendedor es poner un negocio, arrancarlo y dejarlo trabajando solo, o solo darle una maquillada cada cierto tiempo, es mejor que ese emprendedor siga el camino del trabajo corporativo, la competencia en todos los giros comerciales es cada vez más complicada, la globalización nos ha hecho no solo competir contra nuestro vecino, sino contra el mundo, cada día tenemos que virar hacia nuevos rumbos y ser muy sabios para mirar las tendencias mundiales y reflejarlas en nuestros negocios.

 

Tengo muy presentes dos frases que siempre me dijo mi padre durante mi infancia, una de ellas la reflejo en el título de este escrito, “A los tibios ni Diosito los quiere”, claramente lo dice en la Biblia en Apocalipsis 3:15-19 “Yo conozco tus obras, que ni eres frío ni caliente. ¡Ojalá fueses frío o caliente! Pero por cuanto eres tibio, y no frío ni caliente, te vomitaré de mi boca.” Si decides emprender, saca toda tu imaginación, trabaja lo más duro que puedas y sacrifícate, sino no lo hagas, no queremos más negocios tradicionales, México necesita gente apasionada, de ahí parte la segunda frase que mi padre siempre me dijo: “Dedícate a lo que tú quieres, pero que te guste y siempre tienes que ser el mejor.” Que te guste y se el mejor, es el significado de pasión para mí y lo debe de ser para todos los emprendedores, la operación es la herramienta del innovador.

 

La innovación no existe sin la operación, nunca dejes de soñar, si tu mente es capaz de soñar, tu eres capaz de lograrlo, no te acostumbres, los seres humanos estamos diseñados para sobrevivir, si emprendes un camino disruptivo e innovador, te aseguro que saldrás adelante, equivócate, pero tienes que estar preparado para ello.

 

MATEMOS LA ZONA DE CONFORT EN EL EMPRENDIMIENTO.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Piensa en grande, empieza pequeño: La grandeza se consigue aprendiendo a diferenciar la locura de la brillantez

July 28, 2018

1/4
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square